A menudo colegas, amigos y clientes me definen como alguien creativo y es que esta es mi principal herramienta para ganarme la vida, no concibo la vida sin el recurso de la imaginación para trabajar, no sé si es una habilidad innata o no, pero lo que si estoy seguro es que la he incentivado a través de la curiosidad y la disciplina. 

Los especialistas aseguran que la creatividad es una característica inherente del ser humano, por lo que no es un aspecto de unos pocos, estimularla trae grandes satisfacciones y nos hace más competitivo.

Cada vez los procesos de creación visual que posee el diseño son aplicados en otros profesiones para crear productos y servicios más eficientes es por ello que he querido enlistar algunos de los tips que he experimentado. 

Sin duda fomentar la creatividad requiere de voluntad, la inspiración no proviene de los cielos, incorporar hábitos que incentivan la generación de ideas requiere principalmente que te apasione lo que haces y abrir la mente para absorber influencias nuevas que incorpores paulatinamente para que posteriormente se automaticen. 

Otro aspecto que me ha funcionado para fomentar ideas nuevas es ser consciente la utilidad de cada proceso que incorpore nuevo, saber para qué lo hago hace que pueda disfrutarlo mejor. 

Estos 15 consejos los he probado en mi vida para optimizar el surgimiento de ideas y recursos nuevos.

  1. Experimenta, prueba cosas nuevas, esto enriquecerá tu mente.
  2. Usa referencias, aprende de otros, observando se aprende mucho.
  3. Juega, diviértete.
  4. Prueba, hacer cosas distintas hace que adquieras nuevos recursos mentales.
  5. Persevera, si te equivocas, vuelve a intentarlo, un error puede ser una gran oportunidad.
  6. Recicla, retoma ideas anteriores y míralas desde otras perspectivas y enriquecelas
  7. Desconecta, apaga el ordenador, quédate en silencio y reflexiona.
  8. Sal de la línea, atrévete, arriésgate. 
  9. Organízate, mantener un orden en tu trabajo genera armonía.
  10. Depura, cuando creas que has terminado fíjate en los detalles.
  11. Observa, llena tu mente de imágenes, lee, escucha, abre tus sentidos.
  12. Pide opinión, presenta tu idea a quienes de verdad merecen tu confianza.
  13. No compares, tu proceso es distinto a los demás, crea tus métodos.
  14. Aprende, cultiva tu mente, no te cierres a aprender nunca.
  15. Utiliza las manos, coge un lápiz, recorta, pega, con nuestras manos fijamos las ideas.

Ten presente que en los momentos con mayor tranquilidad las ideas brotan con mayor facilidad, sin embargo en momentos de crisis he tenido que ser muy reflexivo para poder sobrevivir y esto ha hecho que fuese muy recursivo, por lo que la tranquilidad entorpece el esfuerzo de generación de ideas, si te acomodas, no afrontas o te pones nuevos retos la creatividad puede estancarse.