La mayoría de los clientes tienen una idea vaga de lo que quieren pero un asesoramiento inadecuado puede hacer que te conviertas en su operario y no en ese consultor profesional que deseas ser.

Alguna vez escuché a alguien decir que el cliente sabe siempre lo que no quiere pero que en cambio no sabe lo que quiere y creo que es una frase muy cierta, parte de nuestro trabajo es hacer que el cliente reflexione sobre su encargo, que sea consiente del tiempo y el dinero que quiere o debe invertir. Cada acción de asesoramiento deberá estar argumentada por parte del freelance y cada argumento que como profesionales no nos convenza por parte del cliente deberá ser contrargumentado con un más seguridad por nuestra parte, si se nos nota la inseguridad el cliente dudará de nuestras decisiones.

Antes que nada debes tener algo muy claro, alguien que te contacta, necesita de ti por lo cual las condiciones de trabajo se acuerdan entre ambas partes y no solo por parte del cliente; sin embargo la inseguridad, el facilismo y la prepotencia pueden jugar una mala pasada en una relación en la que el principal objetivo es que se establezca una relación de confianza, una vez ganada esa confianza la relación comercial y personal irá por buen camino.

Tienes que hacer que el cliente sea consiente de que él o ella está delante de un profesional, y que ese profesional ha invertido tiempo y dinero en formarse y que tu experiencia, sea esta corta o larga tiene que valorarse y que no estarás dispuesto a trabajar gratis. Cuando tienes eso presente tu poder para negociar es impresionante.

Ventajas

Asesorar te diferencia
Ser consultor hace que te diferencies de tus colegas de profesión, las habilidades comunicativas hacen de tí un profesional confiable y acertado, recuerda que confíen en tí es una de los objetivos principales de cualquier relación comercial.

Ser consultor refuerza tu marca personal
El asesoramiento es ese plus que el cliente no espera en una primera reunión y que espera sin decírtelo en las siguientes reuniones, es lo que le hace sentir seguro cuando invierte su dinero en ti.

Asesorar posiciona
Un buen asesoramiento es la mejor acción de marketing, es en general la atención al cliente que los freelance le aportamos, Un regalo siempre es mejor si viene envuelto, por lo tanto asesorar envuelve nuestros servicios o productos gesto que siempre se agradece y como los buenos regalos se comparten nuestros clientes hablarán bien de nosotros.

Las claves para asesorar

Analiza
Observa la problemática o necesidad que te presenta ese posible cliente y trata de meterte en sus zapatos, cuestiona toda las características de esa necesidad y piensa en posibles soluciones a cada una de ellas. Conocer bien la necesidad hace que empatices con la otra persona.

Conecta
Durante la conversación con el cliente puedes encontrar detalles con los que puedes llegar a identificarte, utilízalos como gancho y apóyate en ellos para vender tu discurso

Entiende sus circunstancias
Un cliente busca siempre alguien que le entienda y que le acompañe a lograr sus objetivos, sino empatizamos con él este no dará su confianza.

Siempre mide las inversiones según el beneficio que a tu cliente le beneficie con el menor coste posible.

Especialízate y asesora adecuadamente
Cuando te especializas logras habilidades comunicativas que hacen que tu cliente sienta que puede confiar en ti puesto que profundizas en los temas con gran habilidad.

Asesorar es dirigir
Recuerdo muchas veces que la relación entre el cliente y yo parecía una relación jefe – empleado y eso hizo que trabajara más y que de alguna forma trabajara más a cambio del mismo dinero, hasta que descubrí que asesorar significa que tú dirijas el proyecto y que tu opinión se tenga en cuenta,

Cuando me refiero a dirigir un proyecto, me refiero a haber preparado una reunión con anterioridad para saber argumentar tus ideas, a tener un plan de acción y saber calcular los tiempos y que al cliente no le quede duda de que está tratando con alguien que por lo menos está al nivel de sus expectativas.

Cumple lo que prometes
Creo que ante todo la ética profesional tiene que ser intachable, la persona que seas habla mucho de lo que eres como profesional, prometer lo que no podemos cumplir nos hace distanciarnos de un cliente, mentir nunca es una buena estrategia, no deberíamos ofrecer nada en lo que no creamos tanto en su utilidad como en su veracidad, te encontrarás con clientes que no sea la primera vez que encargue el servicio que tu ofreces y que tenga malas experiencias por lo que tu forma de actuar puede marcar una diferencia.

Si desconoces algún tema admítelo, ser sincero hace que te humanices delante de tu cliente y eso te sumará puntos ante él.

Sé único
Utiliza las herramientas que mejor te funcionan, crea tus propias formas de asesorar, a medida de que vayas enfrentándote a más casos que requieran tus servicios adquirirás más destrezas para abordar una problemática y si te equivocas no pasa nada, todos hemos metido la pata en algún momento, pedir disculpas es también algo muy profesional.