El encargo: En parte este proyecto era un auto-encargo ya que su creación me involucraba como promotor del mismo aunque no era la única persona que tomaba decisiones en el proyecto.

El encargo se resumió en realizar un logotipo que sirviera tanto para una blog como para una revista impresa en forma de mancheta y sus posteriores aplicaciones en digital y medio impresos.

Proceso: El trabajo de naming se me ocurrió a mí, pero se concretó en conjunto con mi socia en el proyecto Elisa Sancho. Para ampliar más sobre este concepto os recomiendo este post. 

Quise utilizar una tipografía que fuese distinta, rara pero que tuviera mucha identidad, al fin y acabo los logotipos al ser formados solamente por letras necesitan una carga identitaría contundente por lo que quise que fuera una fuente con ritmo, animosa como el naming y no encontré otra mejor que una cursiva como la de Kavoon, que además era gratuita y nos hacía ahorrar gastos que el mismo proyecto no podía generar en esos momentos.

El naming

Resultado: Una imagen