El encargo:
Proyectar el diseño de la marca Mónica Blanchard.
La imagen tendría que hablar de la esencia personal y profesional de una profesional de la psicología que se especializa en temas en sexualidad.
El proceso:
Lograr el equilibrio entre razón y emoción fué el objetivo de este diseño, el desarrollo gráfico consistió en sintetizar el nombre de Mónica en un juego tipográfico sencillo, minimalista, para ello acudí a una fuente slab con serif gruesas pero con una construcción de la propias letras muy particular, distinta a las slabs tradicionales, precisamente ese guiño me sirvió para argumentar la apertura y flexibilidad mental que tiene Mónica.

Las iniciales las visualicé en minúsculas ya que compositivamente me daban más juego, al verlas de esta forma aproveché el ojo de la “b” para otorgarle un acento y añadirle doble significado a un mismo carácter, el de “b” de Blanchard y la “ó” de “Mó” que a su vez Mónica proviene de Mónica.

El resultado:
La imagen está llena de significados, símbolos visuales que identifican a Mónica Blanchard.
Esta marca es fuerte y versátil, tal cual es Mónica.